Notas para una entrada sobre las cárceles


en la cárcel no se aprende nada
sistema discutible para rehabilitar a un preso
salen y se encuentran en la misma situación porque las condiciones sociales y laborales no han cambiado
Me han hecho peor de lo que era

evita la destrucción física, es una guerra con el cerebro, llenarles de odio y amargura

ejemplo del fracaso de la institución los casos de Patxi Zamoro y Xosé Tarrío (pag. 374)

http://www.portaloaca.com/expresion/audios/4761-audio-apre-asociacion-de-presos-en-regimen-especial-entrevista-con-javier-avila-navas.html (pag 384)

Caso rueda (paradigma de los abusos carcelarios de la transición)

FIES Ficheros de Internos de Especial Seguimiento, cuyo objetivo no era reinsertar o readaptar al preso sino incapacitarlo de por vida.

http://www.institucionpenitenciaria.es/

Favorece la reincidencia.

https://www.youtube.com/watch?v=ojfUwHZMwxs Patxi Zamoro

finalidad reinsertora fracasada
opacidad del sistema frente a las miradas intrusas, q sirve de cobertura para prácticas abusivas
desinterés colectivo de la sociedad para la q la cárcel es una institución lejana y ausente pero incuestionable

COPEL

Obtención de privilegios que son derechos, presos

Los centros de internamiento para extranjeros y los centros de menores

huelgas de hambre, autolesiones y motines. Formas de protesta contra un regimen despersonalizador y animalizador

Ciegos y sordos ante la realidad de las cárceles

El estado español destaca por aplicar medidas más duras y vengativas contra aquellos que delinquen

Asociación Madres Unidas contra la Droga de Madrid, anulación primer apartado de la circular 21/96 (FIES 1-CD). Reforma posterior de reglamento penitenciario vuelve a validarlo

RD 419/2011 25 de marzo modificación del reglamento penitenciario aprobado por el RD 190/1996, de 9 de febrero. BOE 73 26 de marzo Circular  I-12/2011 de 29 de julio

Cárceles en llamas (César Lorenzo Rubio)

Volver a subirse a los tejados

4 comentarios en “Notas para una entrada sobre las cárceles”

  1. promete ser buen artículo Gabalaui 🙂
    ahora, si tu no has estado en la cárcel -que no lo sé- quizá deberías meter testimonios de gente que haya estado tanto a favor como en contra, para que el análisis sea objetivo.

    Me gusta

  2. A mi me metieron en la trena porque me pusieron una multa de 45mil pesetas, pude aplazar el pago en dos de 22500, pague la mitad, como estaba en paro y no podía pagar la segunda cuota, vinieron la nacional y me sacaron esposado de mi casa para llevarme ante la jueza, como no tenia antecedentes policiales ni penales me dieron otro mes para pagar. Pues bien que no pude hacerlo que volvieron a mi casa nuevamente a sacarme engrilletado, en comisaría me ficharon, huellas, fotos y demas. Me soltaron 2 horas después y al otro día por la tarde volvieron y pase la noche en el calabozo y entre a prisión al otro día. Me ocupe de que tanto el alcaide como el psiquiatra supieran que eso no era justo. Aun asi me tuvieron 14 dias. Sistema vengativo. Cuando un domingo por la mañana me llamaron por megafonia para recoger todos mis pertrechos, hice jirones las sabanas, manta y rompi en dos el colchón… Al salir el funcionario que me devolvió mis cosas me dijo: eres carne de cárcel y volverás, a lo que conteste, esta vez entre porque no podía pagar media multa, la próxima vez que me veas sera por algo mucho mas grave(omito lo que le dije), además les ha costado mas tenerme aquí que el precio de la multa. Cabrones prisión de albolote( funcionarios y sistem))

    Me gusta

  3. Gracias. Espero poder escribir algo sobre el tema aunque esta entrada también tiene la intención de que quién la lea se interese por alguno de los datos que aparecen e investigue por su cuenta. Mi perspectiva es la de aquel que no ha estado en la cárcel pero que entiende que este sistema es indefendible, por ineficaz y socialmente contraproducente. Y no solo eso, vivimos en una sociedad en la que pedimos cárcel con una facilidad asombrosa sin preguntarnos la utilidad de la medida, solo con un interés vengativo. Pero fuera de la indignación que producen ciertos casos apenas se reflexiona sobre su pertinencia. Entrar en la cárcel es entrar en otra dimensión, dejas de existir para aquellos que se encuentran fuera.

    Me gusta

  4. Gracias por compartir la experiencia. Entrar en prisión por 22.500 pesetas es un ejemplo de la función represiva y ejemplarizante contra las personas que poseen pocos medios materiales y económicos. Ya sabemos que es más complicado que las clases pudientes entren en prisión. En estas circunstancias, donde el sentimiento de injusticia impera, la rehabilitación es una quimera. Qué pobre sociedad es la que hemos creado que es incapaz de encontrar alternativas a un sistema tan inoperante e ineficaz.

    Siento la experiencia y espero que no hayas tenido que pasar por una situación como la que has descrito.

    Me gusta

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s