Esas cosas que llaman debates

Imaginemos que uno de los invitados habituales a un programa defiende las mismas posiciones una y otra vez, y además es grosero, maleducado, despectivo y mentiroso. Una vez calado, que en estos casos con un simple vistazo es suficiente, no se le volvería a invitar de nuevo. Si uno de los invitados defiende exclusivamente las decisiones y políticas del gobierno, con que se le invite una vez es suficiente. Cualquiera puede anticipar qué va a decir sobre cualquier tema. 

En un sistema como el que vivimos, el dinero hace que algunos digan lo que otros quieren que digan, o unos favores o simplemente la actitud propia del súbdito o del lamebotas son suficientes para defender lo indefendible o dejar la dignidad personal y profesional a los pies de los caballos. Estos personajes pueblan la mayoría de los programas de debates de las cadenas generalistas, que abandonan la reflexión y la crítica constructiva a favor del espectáculo, el sensacionalismo y el morbo. 

Las cadenas expiden invitaciones, pagadas generosamente en algunos casos, aunque a veces vale con la simple exposición pública. Lo importante es figurar y quedar bien con los que controlan, con los que dan contratos o los quitan. Algunos periodistas hipócritas, presentadores de estos programas, se basan en la pluralidad de opinión para defender la presencia de determinados contertulios cuando, en realidad, estos son impuestos, colocados o sugeridos. 

Esos mismos periodistas que hacen el juego a los poderes y enfocan los análisis por el lado que más les favorece, permiten que se digan mentiras, que se falseen los datos, sin que les afeen la opinión. A nadie se le escapa que Marhuenda, por ejemplo, no participa en las tertulias de La Sexta por su lucidez y mirada crítica de la realidad. Aún así esta cadena le invita una y otra vez, diga lo que diga, mienta lo que mienta. Y Alfonso Rojo, que miente, provoca, confunde e injuria sin que esto tenga ningún tipo de consecuencia. Al día siguiente seguirá haciendo gala de su cinismo hiriente y de su burla.

Otros medios como La Razón, ABC, 13TV, Intereconomía no engañan a nadie. Sabemos de qué pie cojean, se les ve venir. Cualquiera medianamente informado podría anticipar su opinión sobre la mayoría de los noticias de las que se hacen eco. Si uno quiere ver la tertulia de 13TV, sabe el enfoque que se va a dar a temas como la represión policial, la inmigración o las políticas económicas. Hay otras, como La Sexta, que juegan a otra cosa. Esta juega a parecer una cosa muy diferente de la que es cuando, en realidad, difunde los mismos mensajes conservadores y mantenedores del status quo que La Razón. No en vano comparten el mismo propietario.

La pluralidad informativa es, en definitiva, una falacia. Los grandes medios de comunicación son controlados por grupos empresariales que tienen intereses contrarios a los de la gran mayoría. Esa mayoría de la que algunos se desprenden para defender y ejercer sus derechos en la calle mientras se les criminaliza igualmente en la cadena progre de La Sexta y en la cavernícola La Razón. Lo que escucharemos de los periodistas estrella será lo que su amo quiere que digan. Es así de simple. La independencia y la libertad de opinión se permite mientras no haga daño al mensaje que quieran transmitir a la opinión pública.

Los invitados que ofrecen otras posiciones, otros puntos de vista, son meros figurantes que sirven para defender una inexistente pluralidad, la existencia de otras voces. Sus voces desaparecen devoradas por el ruido informativo mientras que los telediarios y programas de opinión de la cadena difunden el mismo mensaje alienante y paralizador. Lo mejor que podemos hacer es dejar de ver estos programas. Apagar la televisión cuando empiece Al Rojo Vivo o La Sexta Noche. No hay nada que les perjudique más que perder audiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s