Para darles con la puerta en las narices

Si por mi fuera los informes del FMI no servirían ni para estabilizar la pata de una mesa. Han demostrado a lo largo de décadas que sus medidas han sido perjudiciales en todos los países en los que se les ha dado poder para dirigir sus economías. La ausencia de independencia y la apuesta por el neoliberalismo más salvaje les convierte en uno de los enemigos de los derechos y de las libertades de las personas y de la democracia. Allá por donde han pasado la democracia se ha resentido o eliminado, convirtiendo a los gobiernos en simples títeres que obedecen las órdenes sin rechistar, los derechos de los trabajadores se han reducido y se ha profundizado en la liberalización y desregulación de los mercados. Europa veía de lejos las tropelías que esta organización cometía en países de América del Sur. Ahora es testigo de cómo dirige y maneja las economías de países como Portugal, España o Grecia.  Ahora sufrimos las consecuencias de sus medidas, especialmente la depauperada Grecia. Recientemente han admitido errores en algunas de las medidas aplicadas en GreciaOlivier Blanchard, economista jefe del fondo, admitió que se equivocaron en los estudios que llevaron a recomendar las medidas de austeridad. Pero estos supuestos errores son las medidas que han aplicado en decenas de países del mundo a lo largo de su existencia. Es decir, es su modus operandi, su marca, su tarjeta de visita. Son el caballo de Troya del neoliberalismo y esto pasa por aplicar medidas de austeridad, condenar a la deuda eterna a los países, incapaces de pagarla, convirtiéndolos en esclavos de las economías más poderosas, e incrementar la precariedad laboral y la distribución injusta de la riqueza. Anula a los gobiernos, convierte las elecciones en simple pantomima, reduce el sector público en algo meramente testimonial, acaba con la economía local y favorece la colonización de los sectores estratégicos por organizaciones vinculadas a los poderes económicos y al país que crearon el fondo. Así han actuado siempre. Ahora nos vuelven a atacar con un informe. Uno más. Para decir lo que siempre han dicho. ¿Alguien ha escuchado alguna vez que el FMI recomiende subir los salarios? ¿O distribuir más justamente la riqueza? ¿O reforzar los servicios públicos como la sanidad y la educación? Pues eso. Para darles con la puerta en las narices y que se vayan con viento fresco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s