Infiltraciones en los movimientos sociales y sus coberturas difamatorias

César Román Viruete, fundador y actualportavoz 
de la Liga Anticorrupción, junto a Josep Anglada
 
A dónde nos puede llevar la denuncia, documentada y contrastada, del intento de instrumentalización de los movimientos sociales por parte de personas de cuestionable reputación y con antecedentes xenófobos y de extrema derecha. Nos puede llevar al insulto, al descrédito, a las amenazas y a los ataques. Y no directamente por la persona a la que se denuncia sino por parte de aquellos que le han abierto las puertas ingenuamente a los espacios de participación de movimientos sociales como, en este caso, la Marea Ciudadana o la, más institucionalizada, Cumbre Social. Las denuncias sobre el historial profesional y político de César Román Viruete (CRV) están ahí. Cualquiera que tenga interés lo puede consultar y contrastar porque hay suficiente documentación que sostienen las afirmaciones que se hacen. A partir de aquí que cada uno saque sus propias conclusiones. Mi preocupación empieza cuando esta persona pone en marcha la asociación Liga Anticorrupción (LA) y empieza a introducirse en los movimientos sociales madrileños, participando en reuniones como uno más y como si estuviera interesado en sus objetivos. A pesar de sus evidentes habilidades comunicativas y dotes embaucadoras, esto no lo pudo hacer solo sino que tuvo que echar mano de otras personas que ya participaban y podían ser más o menos conocidas como para prepararle el aterrizaje. Esta es la razón de la presencia en la junta directiva de la LA de @republico1 y, posteriormente de @pedrojaviermar2.
@republico1 es conocedor de quién es CRV, al menos desde el mes de diciembre del 2012 y también con anterioridad a mis entradas-denuncia en este mismo blog, por lo que no puede alegar ignorancia. Tiene esa información pero no ha sido un impedimento para que la relación con su amigo César se fortalezca. Sin duda que este ha tenido mucho que ver en el desprecio de @republico1 a toda la información que detalla sus andanzas políticas, su relación con la extrema derecha, su xenofobia o sus problemas con la justicia.  No le debió resultar difícil encontrar la manera de desacreditar esta información, reduciendo la credibilidad de aquellos que la reproducen habitualmente en las redes sociales. Para ello acusó de nazi a una de las personas más constantes en las denuncias lo cual probablemente activó a @republico1, muy reactivo ante el fascismo aunque no se enteré de que tiene a un fascista a su lado. Esta simple acusación fue suficiente para quitar credibilidad a las denuncias. Para reforzar la treta, CRV creó en marzo del 2013 una página web que le sirve para desactivar las constantes denuncias y que difunde con sus casi 30 perfiles falsos en twitter. Cada vez que aparece en twitter una acusación, sus perfiles, especialmente el de @MchaparroMerida, retuitea masivamente que se trata de un troll nazi y enlaza a la página web creada ex profeso. Estas acusaciones van dirigidas principalmente a @jesusdelacruzol pero al asociarme con él les sirve también para desacreditarme. A los perfiles falsos se le une @republico1 que difunde la mentira y el enlace de la página a sus contactos. No le importa que esa información carezca de prueba alguna, da por hecho que lo que le ha contado CRV es verdad, no le importa el daño que puede provocar esta acusación, no le importa acumular más mentiras acusando a otras personas de ser una misma persona (el troll nazi), no le importa insultar ni amenazar y, en el colmo de la irresponsabilidad, intenta concitar el mayor número de apoyos entre sus seguidores en twitter para planificar ataques  y bloqueos contra las personas diana que su irreflexión le lleva a acusar. No tarda en encontrar adeptos que se dejan llevar por la simpleza de que hay nazis que le están atacando. Les hierve la sangre y afilan las uñas. Es paradójico que quienes se definen como antinazis o antifascistas, que están alertas ante la posibilidad de que haya infiltrados, den cobertura a un xenófobo con antecedentes ultraderechistas para que se infiltre dentro de los movimientos sociales madrileños. Se lo tienen que agradecer a la ingenuidad y simpleza de @republico1.
Como decía, la acusación de nazi, ideada por CRV, sirve como reclamo de otros, muy beligerantes ante la mera posibilidad de que alguien sea un nazi. Con que la persona que lo diga tenga un mínimo de credibilidad es suficiente. Se encienden. Pero no confirman ni contrastan. Se saltan esta parte fundamental y pasan directamente a la fase de planificar una respuesta, bien sea un ataque informático, insultos, bloqueos o amenazas. Ante una acusación tan grave, obvian la necesidad de un análisis. Es una conducta absolutamente irresponsable y pueril que se mantiene desde la retroalimentación mutua, aunque sin olvidar que la gasolina más irresponsable la vierten @republico1 y CRV. Y en el fragor de la batalla, detrás de los ruidos de sables y los cañonazos, César Román Viruete se está infiltrando en la Marea Ciudadana y la Cumbre Social, por el momento, persiguiendo unos intereses que no tienen que ver con la lucha social, ni la justicia social ni la democracia ni la lucha contra la corrupción ni nada que se lo parezca. Y tan culpable y responsable es él como aquellos que facilitan el acceso y le hacen el trabajo sucio de neutralizar a los que le han descubierto.
Por último, uno no es fascista porque se lo llamen sino por lo que piensa y hace. Y esto se lo pueden aplicar muchos de los que se llenan la boca de izquierdas, repúblicas y revoluciones. A más de uno le hace falta una reflexión sobre sus ideas, tácticas, estrategias y modos de actuación. A mí me encontrarán a partir de ahí. Sin esto esas autodefiniciones rimbombantes son solo palabrería hueca y sus acciones solo sirven para mimar sus egos. En Internet, hablo en mi blog. Hablo a través de mi perfil en twitter y estoy abierto a debatir hasta con el mismísimo diablo pero no planifico campañas difamatorias contra aquellos que denuncian legítimamente, con pruebas documentales y gráficas, a los que engañan, mienten, insultan y amenazan. Contra estos últimos siempre enfrente. Pero, por favor, al menos un poco de honestidad y respeto.
[Si alguien piensa que lo que aquí se relata no es cierto, estaré encantado de escuchar su versión y rectificar si es necesario]
 
Nota 1: ninguna de las personas que se mencionan aquí se ha dignado a rebatir las afirmaciones que se han hecho sobre la Liga Anticorrupción y su creador y fundador, CRV. Han optado por bloquear e insultar:
 
 
O amenazar
 
 
Nota 2: mientras tanto la Liga Anticorrupción ha convocado una manifestación que difunden masivamente a través de sus cuentas. Será curioso ver quiénes se apuntan a acudir a un evento convocado por la asociación de un ultraderechista:
 
 
Nota 3: ejemplo RT masivo de @MchaparroMerida, perfil controlado por CRV, con contenido difamatorio
 
 
Nota 4: así recaba apoyos @republico1 entre sus contactos de twitter
 
 
Hasta convoca a Anonymous:
 
 
Y aquí informa de las personas-diana, aunque ni siquiera es capaz de escribir bien mi nombre (gabalui, jabalaui…):
 

Nota 5: @republico1 insiste en una mentira que no por mucho repetir será cierta:

 


Es tan fácil de demostrar que no es cierto… En definitiva, tendencia al victimismo y ausencia de autocrítica. Eso sí a CRV ni le menciona.

Mientras tanto César Román Viruete asistirá sonriente ante este espectáculo tan favorable. ¡Enhorabuena! ¿Infiltración conseguida?

ACTUALIZACIÓN 23/06/2013:
Casi se me olvidaba. Este es uno de los mensajes que envió César Román al grupo de google groups de la Marea Ciudadana:


También ha escrito mensajes con el pseudónimo Laura Martín:


El nombre con el que enviaban los mensajes era prensaligaanticorrupcion. No han vuelto a enviar mensajes desde el 14 de mayo. De hecho, la web de la Liga Anticorrupción y su twitter, junto con el de CRV, están inactivos desde finales del mes de mayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s