Unos pirómanos al mando del camión de bomberos

¿Por qué el fiscal general del estado, Torres Dulce, impone la acusación de colaboración con ETA en al caso Faisán, en contra del criterio del fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza? Porque cumple con el objetivo de erosionar al que consideran su rival político. Es un ejemplo más de para que les sirve ETA al Partido Popular. La utilización política del conflicto vasco, sin importar su solución ni las víctimas que ha provocado, es una constante en la estrategia de los populares. Si hay un enemigo de la paz se llama Partido Popular porque en uno de esos análisis locos consideran que la existencia de ETA les genera réditos políticos y les sirve para movilizar emocionalmente a un sector de la población. Siempre lo pueden utilizar, como un comodín, en función de sus intereses, fundamentalmente con un objetivo de criminalización como ha ocurrido recientemente con la PAH o el 15M. Han cerrado periódicos por el simple hecho de escribir en euskera y han perseguido a colectivos por defender el derecho a la independencia gracias a esa locura que llaman ley de partidos, que ha servido para cometer todo tipo de injusticias y legitimar la represión. La simpleza con la que afrontan un problema tan complejo es sonrojante. Buscan tensar la cuerda y utilizar la mano dura, con la apuesta por la acción policial como principal herramienta aunque, como ocurre en el caso Faisán, no les tiemble la mano cuando tienen que sacrificar a dos miembros de los cuerpos policiales en aras de sus intereses políticos. El diálogo y la negociación es de débiles. A pesar de todo, el proceso iniciado por la izquierda abertzale espero que sea irreversible. La apuesta por la paz, el diálogo y la democracia se ha impuesto. Afortunadamente. El problema es que tenemos a unos pirómanos al mando del camión de bomberos. Unos pirómanos que desean fervientemente que siga habiendo focos de fuego y no tienen reparos en encenderlos por sí mismos. Unos irresponsables que no dudan en utilizar las muertes y los atentados como estrategia política. Unos desalmados que no les importa poner en riesgo el proceso de paz porque piensan que así siguen ganando. Los terroristas van de traje y corbata y sus armas son la mentira, la manipulación y violentar los poderes del estado como el judicial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s