Jarabe de palo

Fuente: Revista Pueblos, El Viejo Topo

Por Miguel Riera
Olvida el Presidente decirnos que esa es, efectivamente, la única alternativa posible si se acepta incondicionalmente el marco de la Europa de Maastricht, es decir, el marco de una Europa sumergida ideológicamente en el neoliberalismo reaganiano disfrazado de centro- derecha o de centro-izquierda, que va laminando sin prisas pero sin pausas los derechos conseguidos tras muchas batallas. Pero, fuera de ese marco, ¡claro que existen alternativas! Sólo que, para acudir a ellas, hace falta un coraje que parece que no está al alcance de la clase política europea, incluida, claro está, la española.
El neoliberalismo, hay que repetirlo porque a menudo lo olvidamos, es una ideología. No es sólo una dictadura de los mercados. Actúa como una ideología que se proyecta a través de expresiones que parecen brotar del sentido común: “no hay alternativas”; “esto es lo único que se puede hacer”; “hay que hacer sacrificios hoy para asegurar el mañana”; etc. Pero es una ideología: no existen razones objetivas, salvo las ideológicas, para que Angela Merkel haya dado un tijeretazo al gasto público alemán; ni la cifra de la deuda ni el crecimiento del PIB explican esa “necesidad”, que sólo puede ser justificada por la voluntad de “dar ejemplo” a los gobiernos europeos o por presiones de sus socios de gobierno, un partido liberal que se ha subido al monte reaganiano. Pura ideología.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.