Una cosa llamada España

Desde el partido Podemos de Pablo Iglesias, Miguel Urban y Juan Carlos Monedero, entre otras, intentan apropiarse de un concepto que en el Estado español fue secuestrado por el fascismo y la extrema derecha española: patriotismo. Pablo Iglesias lo definió como la “defensa del derecho a decidir sobre todas las cosas y defender los servicios públicos”. Lo redefine y lo enfrenta a los que habitualmente suelen tener esa palabra en la boca cada vez que hablan. 

El problema es que los patriotas españoles han utilizado su amor a la patria para justificar la opresión, la tortura y el asesinato sobre conciudadanos. La historia nos dice que fue uno de los argumentos esgrimidos para el golpe de estado del 36 y uno de los pilares que sostuvo la dictadura fascista durante 40 años. 

En la actualidad, quienes utilizan este término no son diferentes a los del pasado. El conglomerado de grupos fascistas de La España en Marcha optó por el término patriotas como dirección de su web y no se cansan de recordarnos lo patriotas que son por defender la unidad de la patria frente a los separatismos, el comunismo y la invasión de los inmigrantes que desnaturalizan lo nacional.

Arrebatar este concepto a la extrema derecha me parece harto difícil en este estado por cuestiones históricas y por la asociación automática que muchos españoles hacen con posiciones extremistas. El intento es inteligente en cuanto a la apropiación de conceptos mediante una redefinición más útil social y políticamente pero con pocas posibilidades de éxito.

De todas maneras, el patriotismo es un concepto caduco, poco útil y que puede degenerar en amor irracional y, por tanto, irreflexivo e idealista. La patria es más cosa de los poderes del estado que prefieren que los ciudadanos quieran a una cosa llamada España a que se comprometan, luchen y defiendan los derechos y libertades humanas, la justicia social y la democracia (y no me refiero a la que venden los países occidentales).
Me quedo con el grito final de la canción Cara al Culo de la Polla Records: un patriota, un idiota. Reminiscencias juveniles, sin ánimo de ofender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s