Entre ellos se cubren las espaldas

Pobres políticos. Resulta que les increpan cuando van por la calle y lo pasan mal. Carlos Floriano se lamenta de que ya ha habido un juicio popular que les ha condenado mientras que sus compañeros populares acusan al PSOE de alentar las protestas. O no se enteran de nada o es su manera de neutralizarlas y de movilizar a sus simpatizantes en contra de las mismas. Intentan convertir las protestas en un asunto entre partidos y obvian la movilización social crítica y alejada de la dirección partidista. La increpación tiene su origen en la frustración e impotencia de muchas personas ante las medidas económicas, políticas y sociales que se están tomando, defendidas y apoyadas por muchos de esos políticos, a pesar de las consecuencias dramáticas que tienen en la vida de los ciudadanos. Estos dramas son vistos desde la distancia por una gran parte de estos políticos, que no se ven afectados protegidos por su entorno privilegiado. Floriano, Cospedal, Saenz de Santamaría y compañía no saben qué pasa en una familia que vive un desahucio. Lo pueden leer en un papeles pero son incapaces de entender el sufrimiento y el estrés que puede generar. En comparación con esto un ¡sinvergüenza! o unos ¡ladrones! es una ligera molestia. No es solo el descrédito de los políticos sino el sufrimiento y la impotencia de muchas personas que encuentran un pequeño desahogo en cargar contra los que considera responsables de lo que ocurre. Que sufran un poquito en primera persona. Muchos de estos políticos quejicas han apoyado el rescate de la banca a costa de condenar a cientos de familias a la pobreza o al desempleo, sentados en las butacas del Congreso, alguno de ellos recibiendo sobres especiales y con la vida resuelta y desde esta posición privilegiada esperan que sus decisiones sean respetadas, sin que les pase ningún tipo de factura. Felipe González, el señor que desnaturalizó al socialismo y condenó a la izquierda a la orilla del panorama político español, pide que no se someta a Rajoy al “váyase, señor González” que él sufrió. Es decir, uno de los responsables de la putrefacción política y de la conversión del PSOE en una fuerza del sistema capitalista y del orden antiguo pide que no digamos que se vaya uno de los responsables de la actual situación económica, política y social. Entre ellos se cubren las espaldas. Si un día la justicia es justa de verdad muchos de estos quejicas pasarán a la historia de la infamia o se enfrentarán a un jurado popular para purgar sus responsabilidades y sus crímenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s