Frente a la violencia policial y estatal, más reflexión y más acción democrática

La situación política y policial que se está viviendo en Madrid es insólita. Se conculcan derechos constitucionales por parte de la delegación del gobierno a través del Ministerio de Interior, en connivencia con el Ayuntamiento de Madrid, sin que existan motivos que sostengan la medida de impedir el acceso a una plaza y cerrar la estación de metro y de cercanías de Sol. Se da el control del cierre de la plaza a la Unidad de Intervención Policial, que no se caracteriza por ser un ejemplo de policía digna de un país democrático, no solo por las brutales e intolerables cargas de ayer contra ciudadanos pacíficos, sino por sus actuaciones similares a lo largo de estás últimas décadas. Las agresiones indiscriminadas a ciudadanos pacíficos, golpeados y humillados por parte de estos policías, son intolerables en un país que quiere llamarse democrático. El uso de la fuerza de los antidisturbios es más propia de un grupo fascista que de uno al servicio del ciudadano. No crean seguridad sino caos, miedo y represión. Aún así el movimiento 15M solo puede responderles con el principio de la no violencia, no entrar en provocaciones y seguir trabajando por una sociedad más justa y democrática.

La responsabilidad del estado de sitio policial que sufre Madrid debe ser asumida por todos aquellos que la han permitido, desde Antonio Camacho Vizcaíno, ministro de Interior, pasando por María Dolores Carrión, delegada del gobierno en Madrid hasta el alcalde de esta ciudad, Alberto Ruíz Gallardón. Así mismo, el director general de la policía y de la Guardia Civil, Francisco Javier Fernández López, y el director adjunto operativo, Miguel Ángel Fernández-Chico Díaz. Todos ellos son responsables de utilizar la fuerza fascista contra un movimiento civil y democrático. Solo les queda retirar las fuerzas de inseguridad de la Puerta del Sol y aledaños, incluido el Congreso de los Diputados, pedir disculpas a la ciudadanía por su actitudes y acciones violentas y dimitir. Si no lo hacen, serán solo una razón más para seguir reflexionando y actuando por una democracia a la altura de la ciudadanía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s