Solo me pegaron lo normal

Ese edificio sobre el que sobresale el campanario que nos da las 12 campanadas de año nuevo en la Puerta del Sol, que actualmente es la sede oficial de la Comunidad de Madrid, esconde una historia de represión y tortura que la democracia se ha encargado de ocultar. Ninguna placa recuerda el horror que se vivió en este lugar. Jesús Rodríguez Barrio recuerda en este artículo su paso por los calabozos de la Dirección General de Seguridad con la intención de recuperar la memoria necesaria de la lucha contra el franquismo “para construir una sociedad nueva”. Merece la pena leerlo.

Nuestra memoria por Jesús Rodríguez Barrio


Visto en Nodo50. Fuente: Viento Sur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .