Mamporreros

En agosto de 1991, Jesús Gil se paseó con nocturnidad y alevosía por el puerto deportivo marbellí llamando borrachos, ladrones y delincuentes a decenas de jóvenes que se divertían en la noche de Marbella. Protegido por la leal policía local les amenazó con un “voy a terminar con vosotros” mientras los jóvenes reaccionaban enfurecidos, lanzándoles botellas y sillas ante la provocación de quien era la mayor autoridad legal de la ciudad junto a los representantes locales de la ley y el orden. Acabó con ellos y también con las prostitutas de baja estofa, los pordioseros y los rateros de tres al cuarto. En su ausencia se instaló la delincuencia de altos vuelos, bienvenida por el glamour y las divisas que proporcionaba a la ciudad. La otra quedaba muy fea en la foto con los lujosos yates de Puerto Banús al fondo.


Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s