La militancia dormida

Por Gabalaui
Zapatero ya ha elegido a su pareja de baile y, por supuesto, no es la izquierda. Ha recibido el apoyo de los hermanos mayores como Strauss Kahn o los sobrevalorados Merkel o Sarkozy e incluso panfletos mediáticos de la derecha económica y neoliberal, como el Financial Times, aplauden las medidas valientes tomadas por el presidente español del “No a la guerra” y del diálogo entre civilizaciones. Su admirado nobel de la paz Barack Obama también le baila el agua. Aquel presidente novel, ninguneado por las celebridades políticas europeas por su sospechoso izquierdismo, ha pasado la reválida y se ha convertido en una pieza más del entramado. Con las vacas gordas, Zapatero pretendió embelecar a la izquierda progresista y democrática con varios trucos de prestidigitación. Pero era sólo un político, en el sentido negativo y habitual del término.
Leer más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s