Santa Rita y alrededores


Rita ha pasado de ser una acusada por blanqueo de dinero e integrante de la dirección de un partido que, según los investigadores del caso Taula, es una organización criminal, a una pobre señora mayor, deprimida y acosada por los medios de comunicación y las maledicencias de las redes sociales. Rita es, o era, la virtud valenciana rodeada de podredumbre moral. Un ejemplo de dedicación a la cosa pública. La mejor alcaldesa del Estado español. Es el remedo de Esperanza en Madrid. Una gran mayoría de los que les rodeaban están inmersos en procesos judiciales por corrupción o en prisión pero ellas han sabido blindarse del vicio y elevarse en su virtuosismo sobre la perversión de sus correligionarios. Suena bien. Casi como para que pasen a la historia de los justos.

El Partido Popular es irreformable al igual que el capitalismo o Silvio Berlusconi. La muerte siempre ha sido una oportunidad para defender sus intereses políticos. Probablemente no haya partido político que la haya utilizado de manera más interesada. Sea la muerte de Rita o las provocadas por el terrorismo. Donde hay dolor y duelo, los dirigentes populares ven una oportunidad. La oportunidad de dar la vuelta a la tortilla y acusar a los acusadores, a los que informan y descubren el tinglado que han tratado de ocultar durante décadas. Se convierten, como por arte de magia, en víctimas. ¡Cómo se nos ocurre denunciar los años de apropiación delictiva de dinero público! ¡Cómo podemos dudar de la honestidad de aquellos que han dirigido un partido envuelto en más de 120 casos de corrupción! ¿Estamos locos o qué?

Fidel Castro es un dictador. Marcos Ana un asesino. Pero Rita…a Rita que no me la toquen. Una santa, una española de bien que dedicó su vida a la ciudad de Valencia. ¡Un poco de respeto, rojos de mierda! Los cubanos de Miami que han celebrado la muerte de Fidel, que no han pisado Cuba en su vida, ciudadanos estadounidenses que, seguramente, han votado a un fascista como Donald Trump, esos, hijos de Mas Canosa, son el espejo de la falsa moralidad de la derecha extrema española. La que pretende disfrazarse de buenas maneras pero que esconde intransigencia, desvergüenza y perversión ideológica. Son los que no dudan en demonizar cualquier gobierno de izquierda, con todos los defectos que sabemos que tienen, mientras han apoyado dictaduras reaccionarias y gobiernos neoliberales que han reducido a cenizas derechos sociales y laborales. Y asesinado a miles de personas que, como los asesinados en las cunetas de las carreteras españolas, les importan un comino. ¡Vivan los derechos humanos! 

Frente a las palabras, a las frases hechas y a los argumentarios está la historia que el Partido Popular ha escrito en la etapa postdictadura. Frente a la imagen prefabricada, la realidad de las decisiones y de las acciones. La burda publicidad que generan alrededor de sus figuras no resiste a la memoria de lo que han hecho. No pueden contagiar a la sociedad su falta de moralidad a través de una comunicación esquizofrénica. Este partido forma parte de la ola destructiva que arrasa la Unión Europea con el auge de la extrema derecha y del discurso del odio y de la intolerancia. Se encuentran en la misma frecuencia de actuación aunque pretenden distinguirse de Le Pen y compañía con el manto de la hipocresía. Son el Trump comedido, menos vehemente, que alienta los muros europeos y demoniza a los diferentes. Quizás me he ido un poco del tema. Lo sé. De Santa Rita y alrededores al fascismo europeo, que avanza con paso firme en este siglo 21, pero son esas cosas que tiene la mente, que establece asociaciones como quien no quiere la cosa.

2 comentarios en “Santa Rita y alrededores”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s