Syriza, la esperanza griega (una tarde con Yorgos Mitralias)


Este fin de semana ha estado el militante de Syriza, Yorgos Mitralias, participando en espacios del 15M y de organizaciones como Ecologistas en Acción. El domingo por la tarde he podido escucharle en el Retiro, donde ha acudido invitado por el Grupo de Trabajo de Economía para hablar de la situación social y política en Grecia, a una semana de las importantes elecciones que marcarán el devenir del pueblo griego. Mitralias nos aconseja que hay que “prepararse mejor para lo peor”, lo que está por llegar, conociendo y aprendiendo del caso griego. El estado español ya está encadenado a su primer rescate/fraude y los ciudadanos deberíamos estar preparados para luchar con lo que va a ser una agresión frontal a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Grecia nos enseña las consecuencias de los rescates/fraudes en la sociedad. Mitralias nos dice que se ha invertido la base de la civilización, pervirtiendo la noción de estado de necesidad: la prioridad de los gobiernos de satisfacer las necesidades fundamentales de los ciudadanos frente a la satisfacción de las necesidades de los acreedores. En el momento actual se ha invertido esta prioridad, lo cual, además, se pretende incluir en la Constitución griega. Se ha llegado a crear una cuenta bancaria en Luxemburgo, sujeta a las leyes de este país, en la cual se depositan automáticamente los impuestos y cualquier otra entrada económica que genere Grecia. Esto, básicamente, consiste en “la introducción de la barbarie” y tiene consecuencias en cualquier aspecto de la vida cotidiana de los griegos. El desempleo se ha triplicado en los últimos años, desde que se empezaron a implantar las primeras medidas del plan de rescate de la Troika, hasta alcanzar los niveles de desempleo en España, es decir, entre el 23 y el 24%. El desempleo juvenil es del 55% y también es muy elevado el de las mujeres. Existe medio millón de trabajadores que no cobran, alguno de ellos desde hace 2 años. Se han producido recortes de los salarios y la capacidad adquisitiva ha entrado en caída libre. Se han implementado impuestos extraordinarios como los 7 que afectan a los propietarios de una vivienda, a los que se les corta la electricidad en el caso de impago. Aparecen cada vez más casos de malnutrición en niños, un 20% de 7 u 8 años. El hambre, en un país de la Europa civilizada en pleno siglo 21, ha llegado al centro de Atenas donde desde hace un año han desaparecido los perros y los gatos, y se espera que se extienda en unos meses a otras grandes ciudades griegas. Los servicios públicos se han privatizado, reduciéndolos a su mínima expresión. El Ministerio de Sanidad griego ha dado órdenes de retirar los bebés a los padres que no pueden pagar 1500€ por asistirles al parto. A finales del verano del 2011, dar a luz era gratuito. La pequeña burguesía está totalmente destruida. Una situación calamitosa, bárbara, que provoca que millones de griegos estén sin esperanza, cansados, destruidos, intentando encontrar la mejor manera de sobrevivir, intentando encontrar las soluciones a sus problemas. 

Estas soluciones ya no las encuentran en los dos grandes partidos tradicionales, los socialdemócratas del PASOK y la derecha de Nueva Democracia, y miran a los extremos del paisaje político griego, la extrema derecha de Amanecer Dorado y la extrema izquierda de Syriza. Syriza, nos cuenta Mitralias, es actualmente una esperanza real para muchos griegos y un motivo para que los poderosos de Grecia y de Europa tengan miedo. Un miedo también real que tiene que ver con la primera medida que tomará Syryza si el próximo 17 de junio consiguen ganar las elecciones y, posteriormente, formar gobierno: la abolición de las medidas de austeridad. Este miedo provoca que los partidos tradicionales griegos, Europa y los medios de comunicación demanden a los griegos que “voten correctamente” o que la cuestión es “estar en Europa o fuera de Europa”.  Esta es la cuestión para la mayoría de los partidos griegos excepto para Syriza, que no quiere ni salir del euro ni de Europa pero quieren estar en una Europa reinventada, una Europa de los pueblos, de los trabajadores y de los derechos humanos. Remarca que no estamos ante un problema económico sino político y para hacer frente a las agresiones que sufren los ciudadanos griegos y de otros países europeos es necesario “organizar nuestra defensa: la solidaridad”, “luchar contra las provocaciones de nuestros adversarios”, “crear un movimiento de masas en toda Europa, unitario, radical y organizado”. Estamos en una guerra social cualitativamente diferente que, desgraciadamente, durará. En el mes de octubre se celebrará una Jornada de Acción Europea de masas contra las políticas de austeridad y Mitralias considera que será el primer paso hacia la construcción de ese movimiento de masas. Con todo, Yorgos Mitralias tiene una cosa segura: van a librar batalla aunque no exista garantía de victoria. Una derrota sería la barbarie.


[Cifras aproximadas, proporcionadas en la intervención de Yorgos Mitralias. Falta confirmación]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s