Un simple pajarraco

Foto de @gabalaui

2000 fascistas. Muchos jóvenes con banderas españolas con el aguilucho, banderas de las SS, banderas de la Falange, simbología nazi de todo tipo, custodiados por un buen número de policías que les escoltó desde Alonso Martínez hasta la plaza de Chamberí. Proclamas que iban desde el “dónde están, no se ven, los niñatos del PP”, hasta “no nos engañan, Cataluña es España” pasando por los ¡Arriba España! y ¡Sieg hiel, sieg hiel, sieg hiel! Resulta vergonzoso que en el estado español se permita la exaltación y la apología del fascismo y la simbología nazi, falangista y franquista, sin que esa misma policía, que aporrea a personas que defienden las libertades y los derechos fundamentales de la ciudadanía, haga algo. Esa misma policía que, unos pocos kilómetros más allá, ha confiscado banderas independentistas catalanas. Este es el criterio político y policial. Una postura intolerante ante cualquier signo independentista y una tolerancia vergonzosa ante cualquier signo fascista, que recuerdan la dictadura y los crímenes de estado que sufrieron los españoles durante 40 años. Aunque esa tolerancia tampoco es de extrañar porque qué diferencia hay entre la bandera española que adorna los ayuntamientos y otros edificios institucionales, así como las furgonetas de la policía nacional, y la estanquera, esa que iluminaba los actos institucionales del dictador. La respuesta es simple. Un simple pajarraco. Una simple operación de maquillaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s