¡Acabáramos, Libia tiene petróleo!

Esta particular característica provoca que sus ciudadanos se conviertan en simples títeres de la gran potencia mundial y dejen de ser ciudadanos airados, cansados y deseosos de reformas. Gaddafi, un líder mesiánico y megalómano que dirige Libia desde hace 41 años, no es suficiente razón para que sus ciudadanos salgan a la calle con el objetivo de provocar su caída, al igual que ha ocurrido en Egipto y Túnez. Se lo ha tenido que decir el tío Sam. Tener petróleo en tu país significa que los ciudadanos solo actúan si lo dice el amo del norte, se les priva de cualquier capacidad de acción y pensamiento. Nada importa que el señor Gaddafi, redimido ante las potencias occidentales en los últimos años, haya cumplido y cumpla con el papel encomendado. Benefactor y aliado de las potencias occidentales, ¿qué llevaría a estas a buscar su caída? Gaddafi es una víctima más de las protestas populares que recorren el Magreb cuyos desenlaces hacía formas de gobierno más democráticas está aún por ver, pero que ha implicado la caída de gobernantes aspirantes a vitalicios.

Fidel Castro ha abierto el camino para la sospecha con su reflexión “El plan de la OTAN es ocupar Libia“, olvidando encuadrar lo que ocurre en Libia en el contexto de las protestas de la zona. La ecuación país con petróleo igual a injerencia de EE.UU, aún cierta en muchas ocasiones, no puede ensuciar ni desacreditar las legítimas reivindicaciones de un pueblo por mejorar su vida y la sociedad en la que viven. En twitter ya hay defensores de la teoría de Fidel Castro poniendo en cuestión los ataques a la población libanesa o levantando sospechas sobre lo que ocurre en las calles. Para algunos lo que diga Fidel va a misa. La realidad es que Gaddafi intenta atrincherarse en el poder con las manos manchadas de sangre y la muerte resbalándole de sus labios. Espero y deseo que el pueblo de Libia consiga acabar con este esperpento desde la lucha y la oposición frontal a la tiranía que representa. El “después” ya se verá y aquí, sí es verdad que las potencias occidentales estarán despiertas para mantener o aumentar el trozo de pastel que les reservaba uno de sus dictadores favoritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .