La sensibilidad de Ana Botella

Ana Botella fue elegida concejala del Ayuntamiento de Madrid en el año 2003. Se presentó en las listas de su gran valedor, Alberto Ruíz Gallardón. El área en el que empezó a trabajar fue asuntos sociales. En el año 2001 Ismael Álvarez, popular alcalde de Ponferrada, fue acusado de acoso sexual por una de las concejalas del Ayuntamiento, Nevenka Fernández. En el año 2002 fue condenado por un delito de acoso sexual y en el 2003 se confirmó la sentencia. Ana Botella destacó el comportamiento “impecable” del alcalde y no dedicó ni una sola palabra de apoyo y compasión a la víctima. Esta fue una de sus credenciales para ser nombrada concejala de un área tan sensible como asuntos sociales, en la que se trabaja con mujeres maltratadas, víctimas de agresiones sexuales y acoso. Esto es solo un ejemplo de la sensibilidad de esta persona hacia temas sociales. Durante esos años estuve trabajando en una organización social, orientada hacia las minorías sociales, y se la invitó a un acto. Cuando empezó a hablar, no sabíamos si esta mujer sabía en qué institución se encontraba y cuál era su cometido. La sensación fue que no se había preparado la  charla. Los periodistas recibieron un dossier sobre su intervención que fue el que apareció en prensa y que no tenía nada que ver con lo que dijo. Este contacto directo me reforzó la idea de quién estaba a cargo de un área tan importante y su mínima preparación. Como suele pasar muchas veces, los técnicos son los que le salvaron la cara en aquel momento.

En el año 2007 se le nombra concejala de medio ambiente. Otro área sensible. Su marido, Aznar, ya se encargó de hacernos saber su opinión sobre el calentamiento global y que ineludiblemente influencia las ideas de Ana Botella sobre este tema. Nos regaló la tasa de basuras que no ha mejorado la recogida de las mismas ni ha convertido a Madrid en una ciudad más limpia. Los contenedores de reciclaje al lado de mi casa han olido a orines y han estado repletos, durante días, de cartones y demás restos, que ocupaban gran parte de la calle y daban una imagen lamentable. Hasta que un hotel NH abrió sus puertas justo enfrente y todo está más decente. Al igual que su marido, suele salir en la prensa y demás medios a partir de declaraciones muy criticables. En estos días, ignorando informes de organizaciones ecologistas y las advertencias del Ministerio de Medio Ambiente sobre la insoportable contaminación atmosférica que sufrimos diariamente miles de madrileños, nos cuenta que “el paro asfixia más“. Rechaza que sea un problema sanitario sabiendo, porque lo sabe, los problemas de salud que provoca y, con recochineo, dice que “la calidad del aire de Madrid es la mejor que hemos tenido en la historia”. Eso sí, pedirá una moratoria a la Unión Europea para poder cumplir el límite de contaminantes. ¡Toma coherencia! Estos son los políticos que durante años hemos amamantado y mimado con mayorías absolutas en la ciudad de Madrid. Un ejemplo más de que tenemos lo que nos merecemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .