Lo que hace el aburrimiento

Como me aburro y cuando me aburro tiendo a la flagelación intelectual, me ha dado por leer los artículos de opinión de La Razón. He empezado a leer a Antonio Martín, un señor con alzacuellos, que habla sobre la provocación del PSOE a la iglesia y de cómo los obispos, avisados por el ultra Rouco, no entran al trapo. Bueno, no parece que los obispos destaquen por la prudencia en sus declaraciones. El obispo de Cordoba declaró el 26 de diciembre del 2010 que la UNESCO quiere hacer que la mitad de la población sea homosexual. Esta afirmación dice mucho del nivel intelectual de la jerarquía eclesiástica española, que a su vez maneja ingentes cantidades de dinero vía subvenciones de las distintas administraciones del estado y vía IRPF. En manos de esta ralea se encuentra nuestro dinero. Esto sí que es una provocación. El cabecilla de la mafia eclesiástica, Rouco Varela, también nos demuestra su nivel vaticinando una grave crisis social por las leyes progresistas. No se refiere, por supuesto, a la reforma laboral o la próxima de las pensiones, ni a la subida de impuestos indirectos, por ejemplo, sino a la ley del aborto o a la ley que permite el matrimonio homosexual. No tienen arreglo aunque lo positivo de todo esto es que poco a poco las iglesias se van vaciando y, cada vez más, los españoles perciben a la iglesia como una institución caduca y retrógrada.

He continuado con Alfonso Ussia, el graciosillo del reino, con un articulillo bastante soso y carente de interés, características propias de la carrera literaria de este bufón (perdón a Dario Fo: lo digo en el sentido peyorativo del término). Me ha llamado la atención una frase: “Por culpa de la Trini, que como toda persona mediocre, es fundamentalista”. La Trini, es Trinidad Jiménez, claro, y la frase es un adelanto de su superficial opinión sobre la ley del tabaco que se acaba de aprobar. Lo que me sorprende es que este señor, mediocre y fundamentalista por excelencia, se atreva a utilizar estos calificativos. Hay que ser cínico. Ahora, en una cosa puedo estar de acuerdo: “…toda persona mediocre, es fundamentalista”. Él es un vivo ejemplo.

Sí, la siguiente es Ángela Vallvey que siempre que le escucho me pone los pelos como escarpias de la grima que me da. Leer no le leo nunca, la verdad, excepto hoy. El comienzo es peripatético, dejémoslo en patético, con ese símil entre el círculo vicioso y el círculo de lectores y esa frase que repetían su amiga Pepi y ella. El desarrollo y el final siguen en la misma línea. Hay un momento en el que escribe que la amiga le dice: “yo desde luego me exilio, como tú dices. Hay que buscar un país civilizado y con futuro y largarse”. Me pregunto ¿por qué no lo hace? ¿por qué no se exilia y conoce otras culturas, otras sociedades que le enseñen respeto y tolerancia? Sé que no es justo para los otros países. Lo sé. El articulo iba sobre la ley del tabaco.

Por último, me he centrado (es una manera de hablar) en José María Marco. Su artículo se titula La familia. Reconozco que he tenido que leerlo 2 veces, no porque sea difícil de leer sino porque resulta especialmente aburrido y se me fue la mente a otras cosas. Habla de la modernidad y la posmodernidad, esta última como alma gemela de la primera, lo cual indica que se tiene que repasar las diferencias entre ambas. Bueno, básicamente el artículo es una defensa de la familia. No de los distintos tipos de familia sino de la única familia que puede existir para los cavernícolass: padre, madre (heterosexuales, por supuesto) e hijos, católicos, apostólicos y romanos. Ese tipo de familia que hoy ha ido a escuchar a la plaza colón de Madrid al ultra Rouco. La simple existencia de otras formas de entender la familia provoca urticaria. Tanta como para montar un circo en pleno centro de Madrid.

Y ya está.

3 comentarios en “Lo que hace el aburrimiento”

  1. Menudo idiota estás hecho, tío…

    Aprende a escribir un poquito antes de darle a la tecla. Y con esa cara que tienes, macho.
    Patético.

    Me gusta

  2. Pues sí que te ha molestado…tanto que en vez de rebatir lo que digo o exponer lo que piensas (sé que a lo mejor no eres capaz), optas por el insulto fácil y anónimo. Seguramente poco más puedes aportar. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .